Intercambio Mainz 2016

MAINZ – SAN SEBASTIÁN (DEL 18 AL 28 DE JUNIO DEL 2016)

Mainz

Recientemente hemos participado en un intercambio con las alumnas del colegio Maria Ward de Mainz, Alemania. En octubre del pasado año, ellas vinieron a nuestras casas, pero ahora era nuestro turno y hemos estado con ellas 10 días.

A continuación analizaremos en detalle que nos ha gustado y que no tanto, además de las diferencias que hemos encontrado entre ambas culturas.

Lo primero que queremos destacar es que ha sido una experiencia muy bonita, en la que hemos aprendido mucho sobre la cultura alemana. De este modo, también hemos acabado con los prejuicios y tópicos; no todos son rubios con ojos azules, ni parecen que están todo el día enfadados. Es más, gracias a las familias que nos han acogido, hemos podido ver lo agradables y hospitalarios que son. Por otro lado ha sido muy interesante el poder haber participado en su día a día. Esto, nos ha permitido poner en práctica lo aprendido en alemán.

También tenemos que destacar la fecha en la que hemos realizado esta visita: las alemanas no tenían exámenes, el tiempo era bueno, se celebraba la Johannisfest… ¡E incluso pudimos ver algunos partidos de la Eurocopa todos juntos!

Como buenos vascos, no podemos menospreciar la gastronomía. Hemos descubierto las Fleischwurst, hemos probado el Pretzel… ¡Todo estaba delicioso!

Las excursiones, por su lado, han sido interesantes en general. La salida que más nos gusto fue la de Frankfurt, donde visitamos el museo de los dinosaurios, la parte vieja y la zona comercial. Pero no todo ha sido gastar dinero, también hemos realizado recorridos descalzos, visitado los estudios de la ZDF…

Sin embargo, también ha habido cosas que no nos han gustado. Por un lado consideramos que estuvimos demasiadas horas en clase, nos habría gustado haber participado en ellas, en vez de estar solo observando lo que hacían.

Por último, vamos a reparar en las diferencias entre Mainz y San Sebastián. En primer lugar tenemos el horario. Empezaban las clases 35 minutos antes, de esta forma terminaban antes. También encontramos diferencias en las comidas. Mientras los españoles nos centramos en las 5 comidas principales, ellos pican más entre horas.

En conclusión, este intercambio para nosotros ha supuesto una experiencia inolvidable que sin duda alguna nos gustaría volver a repetir.